¿Cómo elegir entre los mejores calefactores eléctricos del mercado?

En esos meses de invierno en los que debemos pasar mucho tiempo dentro de casa, el frío puede convertir tu hogar en un lugar muy desagradable. Para evitarlo, si no dispones de un sistema de calefacción central, puedes recurrir a un calefactor eléctrico portátil. Aun cuando este tipo de producto representa un costo alto de electricidad, es una alternativa cómoda y oportuna para calentar espacios pequeños como las habitaciones y el baño. En este sentido, estos aparatos pueden ayudarte a temperar esos espacios en los que el frío se vuelve menos manejable. Por otra parte, existen también calefactores especiales para temperar espacios de mayor tamaño. En este artículo, parte de las guías de compra de El Nuevo Herald, te damos la información que te ayudará a tomar la mejor decisión a la hora de decidir tu compra de un calefactor eléctrico.

¿Qué es un calefactor eléctrico y qué tipos existen en el mercado?

Como su nombre lo indica, un calefactor eléctrico es un artefacto produce energía calorífica a partir de energía eléctrica. Otro tipo de calefactores llamados “termoeléctricos” funcionan mediante un sistema más complicado: el efecto Peltier. En cualquier caso, se trata de un producto de primera necesidad, cuando la vivienda no cuenta con un sistema de calefacción central. Ahora bien, existen muchos modelos, marcas, tamaños y precios de calefactores eléctricos en el mercado. A continuación, enumeramos los principales tipos de este producto, entre los cuales puedes encontrar el que más convenga a tus intereses. Es importante evaluar las ventajas y desventajas de cada uno de ellos.

Calefactor electrico de techo prendido

Termoventiladores

Son ventiladores eléctricos de aire caliente cuyo precio ronda los 50 dólares. Constituyen una opción rápida y eficiente para calentar espacios pequeños en muy poco tiempo; y, además, se trasladan con facilidad. Sin embargo, su consumo de energía eléctrica es altísimo y suelen ser muy ruidosos. Pueden ser muy eficientes, por ejemplo, a la hora de calentar el baño antes de tomar una ducha.

Termoconvectores

También producen aire caliente; pero son mucho más difíciles de manejar que los termoventiladores. Aun cuando son menos ruidosos, se corre más riesgos de quemarse con el aparato, porque su revestimiento metálico alcanza altas temperaturas. Sirven, también, para calentar espacios pequeños. No obstante, como su consumo eléctrico es menor, pueden utilizarse durante lapsos más prolongados. No es recomendable su uso en el baño. Por un precio de 60 dólares puedes encontrar un modelo que te satisfaga.

Calefactor eléctrico de apagado

Estufas Halógenas

Irradian calor a partir de los rayos infrarrojos que emiten los tubos halógenos que conforman el aparato. El alcance del calor que producen es muy limitado: están concebidos para calentar a una sola persona que se sitúe cerca del artefacto. No tienen termostato ni cuentan con la capacidad de calentar una habitación entera. Su principal ventaja es que son muy silenciosos y consumen poca electricidad. Su precio rodea los 50 dólares.

Radiadores de aceite

Son contenedores metálicos en cuyo interior fluye el aceite que, cuando se calienta a través de una resistencia eléctrica, produce calor. Son artefactos muy silenciosos, que pueden permanecer encendidos durante lapsos prolongados. Sin embargo, el calor que genera no se percibe de manera inmediata. Tardan mucho en calentar una habitación; y, por otra parte, son muy difíciles de transportar. Asimismo, son una opción ligeramente más costosa que las anteriores.

¿Qué tipo de calefactor no eléctrico puedo adquirir y cuáles son las principales ventajas y desventajas de su uso?

Por supuesto, existen calefactores portátiles que no funcionan con electricidad. Es el caso de las estufas a gas o las de petróleo. Las primeras utilizan una aleación de gas propano y butano para calentar; las segundas calientan por combustión de sustancias derivadas del petróleo. Estas estufas no eléctricas calientan sitios mucho más amplios y lo hacen con gran velocidad. Sin embargo, son mucho más peligrosas y desprenden gases contaminantes. Por esta razón, deben emplearse en espacios ventilados. Aun cuando su precio es considerablemente mayor que el de las opciones eléctricas, su funcionamiento es mucho más económico.

Calefactor de techo

¿Qué alternativas de calefactores eléctricos de bajo consumo existen en el mercado?

Si quieres adquirir un calefactor eléctrico cuyo consumo de energía no represente un costo demasiado elevado, te proponemos algunas opciones:

Orbegozo PRE 1010A

De entre las opciones que compiten actualmente en el mercado, este es el mejor calefactor eléctrico de bajo consumo de electricidad que puedes adquirir. Cuenta con un sistema de funcionamiento programable que permite predeterminar el día y la hora de su activación. Y, además, con una pantalla digital LCD cuyas funciones se pueden controlar fácilmente con su cómodo mando a distancia. Tiene tres modos de funcionamiento: económico, confort y anti-hielo. Por otra parte, se puede instalar en cualquier habitación a través de sus pies de apoyo. Su potencia oscila entre los 500W y los 1800W, dependiendo del modelo. ¡Es una opción indiscutible!

https://www.youtube.com/watch?v=OnsXzeOF3SM

Cecotec Ready Warm 1200 Thermal

Este emisor térmico emite calor a través de sus módulos de aluminio. Es una opción extraordinaria para calentar habitaciones pequeñas o más espaciosas, dependiendo de la potencia seleccionada. Su diseño elegante y discreto permite que se coloque en cualquier parte del hogar sin crear un efecto visual molesto. Además, es considerablemente silencioso y consume menos electricidad que otros artefactos de este tipo. Tiene 3 funciones: día, noche y neverfrost. Se puede programar para que funcione los 7 días de la semana, o para que se apague después de 24 horas. Por supuesto, se controla a través de su pantalla digital o mediante un cómodo control remoto.

Calefactor electrico de piso prendido

Rowenta Instant Comfort Aqua SO6510F2

Este modelo está particularmente concebido para ser utilizado en el baño, aunque por supuesto sirve para calentar todo tipo de habitación en el hogar. Tiene un dispositivo anti-gotas y un doble aislamiento eléctrico que lo convierte en una opción muy segura. Tiene dos modos de funcionamiento: el de potencia máxima, que alcanza unos 2400W, o el modo silence, con unos 1200W de potencia. Cuenta con un termostato con dispositivo mecánico anti-heladas. Es sumamente silencioso, y se puede trasladar con mucha facilidad.

Cecotec Ready Warm 8200 Bladeless

Este calefactor eléctrico alcanza una potencia de 1500W. Tiene tres modos de funcionamiento: modo Ventilador, modo Low (que reduce el consumo de energía eléctrica) y modo High (que hace que funcione a su máxima potencia). Su tecnología “bladeless” garantiza una distribución más homogénea y eficiente del calor. Cuenta con un sistema de triple seguridad que lo convierte en una opción ideal cuando hay niños o mascotas en el hogar.

Rowenta SO9265F0 Mini Excel Eco

Este hermoso modelo cuenta con dos posibilidades de potencia, lo cual ayuda a administrar el consumo de energía eléctrica del aparato: el modo “silence” con 1000W de potencia, y el modo de potencia máxima, que puede llegar a aportar hasta 1800W. Cuenta un termostato con dispositivo electrónico anti-heladas muy eficiente, y se puede trasladar con facilidad. Gracias a su tecnología Eco Energy permite un alto ahorro de energía. Es una alternativa pequeña y rendidora, que no representa ningún ruido molesto. No es compatible con enchufes inteligentes.

¿Cuánto puede costar un calefactor eléctrico?

Existen muchos precios y extraordinarias ofertas en el mercado para adquirir un calefactor eléctrico, desde un modelo económico como el pequeño Orbegozo FH 5008, que puede costar unos 25 dólares, hasta aparatos más grandes y complejos, como el Orbegozo RRE 1310 Emisor térmico de bajo consumo, que sobrepasa los 100 dólares de precio. Sin embargo, el principal problema económico de este tipo de aparato no es su costo, sino lo que generan por consumo de electricidad. Por esta razón, es conveniente elegir un modelo ahorrativo.

¿Qué son los paneles eléctricos de calefacción?

Estos aparatos constituyen planchas de calentamiento que permiten aclimatar espacios pequeños. Surgieron hacia la década del 60 del siglo pasado e inicialmente eran hidrónicos (funcionaban con agua). En la actualidad, trabajan a través de lo que se denomina el efecto Joule o desprendimiento de calor por electricidad. Entre sus ventajas destacan que son una alternativa cómoda y fácil de trasladar, que no contamina el ambiente con emisiones de dióxido de carbono. Otra ventaja es que permite eliminar hongos y bacterias en el ambiente. En definitiva, son calefactores de conversión, que calientan los cuerpos y no el ambiente. Los hay, además, especialmente fabricados con un proceso impermeabilizante que permite su uso en el baño. Son una alternativa más económica que otros calefactores eléctricos, porque consumen menos energía. No obstante, no están recomendados para ser utilizados en terrazas o espacios abiertos, y se debe tener cuidado de no derramar ningún líquido sobre su superficie.

¿Dónde puedo adquirir un calefactor eléctrico?

Por supuesto, este tipo de producto se puede adquirir tanto en una tienda física especializada en calefactores o en electrodomésticos, como en una tienda virtual. Lo importante es considerar las ofertas, si hay algún descuento, las modalidades de pago y las posibilidades de compra a crédito, así como los requerimientos de traslado o los gastos de envío si la tienda queda en otra ciudad. Igualmente, conviene tomar en cuenta si el artefacto cuenta con garantía por defectos de fabricación y cuáles son las marcas, modelos, tamaños y diseños mejor posicionados entre los consumidores.

Una lista de consejos prácticos para los clientes de un calefactor eléctrico

  1. Ubicación: es importante que el producto este colocado en un sitio estable y plano; así como también que no obstaculice salidas ni entorpezca lugares de tránsito.
  2. Condiciones: es importante verificar que el artefacto se encuentre en perfectas condiciones de uso.
  3. Seguridad: a la hora de elegir el mejor calefactor eléctrico, debes asegurarte de que: posee una rejilla protectora que cubra la fuente de calor, tenga un termostato eficiente que contemple la función de control de sobrecarga de calor y apagado automático en caso de que el aparato se caiga o reciba algún golpe.
  4. Mantenimiento: hay que tener cuidado con las mascotas y los cables. Asimismo, limpiar el exceso de polvo y pelusa del cable siempre con un paño seco.
  5. Precaución: hay que estar seguro de que el cable no tenga ningún defecto; asimismo, este debe enchufarse directamente a la toma de corriente, sin utilizar extensiones o convertidores.
  6. Cuidado: hay que tener cuidado con los niños pequeños: estos productos alcanzan altas temperaturas y pueden producir quemaduras.
  7. Regulaciones: es importante verificar que el producto cumpla con la Norma Oficial en México (NOM).
  8. Alrededores: es conveniente que no haya ni muebles ni otro tipo de objeto inflamable en un área de cuando menos un metro de distancia del calefactor.
  9. Desconexión: es fundamental apagar y desenchufar el aparato cuando salimos de casa o nos acostamos a dormir.

Algunos calefactores eléctricos son también artículos decorativos que realzan la calidez y la armonía del hogar

Te presentamos una lista de estos artefactos de línea esmerada y de valor decorativo que puedes considerar a la hora de una posible compra:

Calefactor eléctrico Sahara Storm Klarstein

Es un hermoso aparato que puedes colocar en una repisa a manera de objeto decorativo. Tiene una potencia de 2000W pero no desprende olores molestos ni hace ruido. Calienta una habitación de manera rápida y eficiente; pero, además, tiene luces ambientales de cuatro colores para hacer de la habitación un lugar más armónico y acogedor.

Calefactor eléctrico vertical Yissvic

Este producto fabricado con revestimiento de cerámica tiene un diseño elegante y sencillo. Su torre plana no ocupa casi espacio, y está dotado con tecnología inteligente y pantalla táctil. Tiene dos modos (viento cálido y natural) y tres niveles de potencia (ventilador, 1000W y 2000W), lo cual permite controlar el gasto de energía.

Calefactor eléctrico panel Wonderwall Air Art Smart Klarstein

Este delicado aparato es un panel blanco que se cuelga en la pared y proyecta hermosas imágenes, como si se tratara de un cuadro. Tiene, además, un alto nivel de eficiencia energética y es muy silencioso.


Posted

in

by

Tags: