srcData alt

Todo lo que debes saber sobre pinturas para niños antes de que compres una

Es ya un conocimiento demostrado que las actividades artísticas contribuyen al desarrollo integral de los seres humanos: estimulan la creatividad y la imaginación; favorecen la adquisición del lenguaje y la expresión de ideas, afectos y percepciones del mundo; promueven la comunicación y el intercambio intersubjetivo; despiertan el interés y la capacidad de experimentación; fomentan la concentración y la motricidad fina; contribuyen a liberar las tensiones y a serenar el espíritu. En este sentido, la pintura es una de las prácticas artísticas recomendadas para mejor acompañar el aprendizaje y el fortalecimiento de la personalidad de nuestros niños. Y, en este sentido, constituye una manualidad primordial con la que podemos acompañar desde la casa la formación integral de los más peques, incluso cuando todavía son un bebé. Como padres, siempre queremos lo mejor para nuestros hijos; y la pintura es una forma de sentar las bases para el cabal desenvolvimiento de sus potencialidades desde temprana edad. Los beneficios son múltiples y los resultados incuestionables.

En este artículo, parte de la serie de Guías de Mamás y Bebés de El Nuevo Herald, reunimos todo lo que debes saber sobre las pinturas para niños, a fin de ayudarte a canalizar el recurso a esta herramienta de aprendizaje y formación. Por supuesto, son muchos los tipos de pintura, las marcas y los productos que puedes adquirir en el mercado. De allí que hayamos incluido, asimismo, una lista de alternativas posibles.

Tipos de pinturas para niños

Lápices de colores

Posiblemente, una de las herramientas más básicas para entrenarse en el uso del color sobre papel son los lápices de colores. El color es una de las dimensiones fundamentales de la pintura, y estos lápices no solo ayudan a reconocer toda la gama de matices que acompañan el uso de los colores primarios (amarillo, azul y rojo) y secundarios (naranja, verde y morado), sino que desarrollan técnicas de dibujo y motricidad fina. Existen muchos estuches y presentaciones que van desde los colores básicos (incluidos los no colores, blanco y negro), hasta los más sutiles y complejos. Un buen estuche de colores siempre será fundamental para nuestros niños; y es recomendable que, además de los que suelen incluirse en las listas escolares, nuestros peques tengan sus propios colores para usar en casa.

Rotuladores y bolígrafos

Los rotuladores y bolígrafos son también herramientas para el entrenamiento en el dominio del color sobre papel. Existen cuando menos dos tipos: hechos a base de agua o a base de solvente. Los primeros son los más recomendables, porque pueden ser removidos con agua. Los segundos son los que comúnmente conocemos como permanentes. Es importante que los niños dispongan de una superficie adecuada para el uso de estos materiales: libros para colorear, blocks de dibujo y/o láminas de papel bond o kraft, por ejemplo. A diferencia de los lápices de colores, los rotuladores y bolígrafos entrenan al niño en el trazo de los contornos de las formas.

Crayones de ceras

Son ideales para los más pequeños: su punta gruesa y su materia flexible y cremosa facilitan el aprendizaje del uso del color durante los primeros años de infancia. Son, por supuesto, muy fáciles de usar y requieren un dominio menor del pulso. Los niños que apenas comienzan a retener los colores entre sus dedos pueden aprender, con ellos, a realizar trazos sencillos sobre papel. Además, vienen en una amplia gama de colores que permiten comenzar a reconocer cómo pueden combinarse los colores primarios para obtener, a partir de ellos, otras tonalidades secundarias. Los crayones de ceras pueden combinarse a través de su superposición.

Pinturas de dedos

Por igual recomendadas para los más pequeños, las pinturas de dedos no son tóxicas y tampoco requieren del uso más complejo del pincel. Están diseñadas para ser utilizadas con los dedos e introducen a los niños desde muy temprana edad en la experimentación con el color a través de un tipo de pintura líquida. En las escuelas suelen utilizarse desde los niveles más elementales de guardería y educación preescolar; pero también podemos tener nuestros tubos de pinturas de dedos en la casa: nuestros hijos aprenderán con ellas a hacer sus propias mezclas y a inventar usos abstractos y figurativos sobre papel.

Pinturas para la cara

Estos artículos tienen la función de crear hermosos diseños y combinaciones de colores sobre el rostro de los niños. Son la herramienta fundamental de este entretenimiento que le encanta a los más pequeños en fiestas y actividades organizadas para ellos. Pero, además, pueden ser adquiridos para que los propios niños experimenten con la pintura sobre el cuerpo. Este tipo de práctica no solo nos refiere a las más ancestrales maneras de significar el uso social de los cuerpos, sino que cuenta con una extensa tradición en el arte contemporáneo y en otras artes del espectáculo (recordemos, por ejemplo, a payasos y bailarines). Para los niños es una manera de aprender a relacionarse con el propio cuerpo y a expresar sus fantasías frente a los demás.

Acuarelas

Las acuarelas son pinturas secas que se utilizan en contacto con el agua. Requieren de un manejo más experto de la motricidad fina, así como del dominio de la técnica. Por ello, son recomendables para niños un poco mayores. Asimismo, para la composición de una obra de arte, acompañan el aprendizaje del paisaje y la transparencia. Con acuarelas se pueden crear interesantes combinaciones de colores y superposiciones de capaz que favorecen el juego de luces y sombras.

Témperas

Como herramienta para una actividad artística, las témperas son pinturas de agua que introducen a los niños en el manejo del cuadro. Son fuente fundamental del aprendizaje escolar; y permiten un adecuado entrenamiento en el uso del pincel. Además, son muy versátiles a la hora de experimentar con combinaciones y mezclas para obtener nuevos colores a partir de los colores básicos. Después de su uso, los pinceles son lavados con agua; y el delantal de pintura puede ser fácilmente lavado en la lavadora. Se removerán todas las manchas. Es importante, por otra parte, que los soportes de papel utilizados para el uso de las témperas sean firmes y resistentes. Las cartulinas de papel bond son ideales para ello.

Pinturas acrílicas y plásticas

De secado rápido, estas pinturas son solubles en agua. Tienen un acabado brillante y una textura más espesa que las témperas. Requieren del uso de pinceles; y, por lo tanto, de un dominio más desarrollado de la motricidad fina. Hay, por supuesto, una gama de pinceles gruesos y finos que pueden acompañar el uso de este tipo de producto. Son ideales para comenzar a trabajar sobre lienzo.

-iq8ekQ

Pinturas al óleo

Como su nombre lo indica, el óleo es una pintura de aceite que requiere del uso de solventes como el aguarrás. Por esta razón, su uso no es recomendado para niños menores de 12 o 13 años. La forma de utilizar esta tintura pastosa muchas veces combina pinceles y espátulas. Requiere, además, de un soporte más pesado, como el lienzo o la madera.

Tizas

Las tizas son también, como los lápices de colores y los crayones de cera, instrumentos adecuados para el ensayo de las primeras maneras de actividad artística y expresiva de los más pequeños. Pueden utilizarse en pizarras negras o verdes que se lavan con facilidad. Hay caballetes muy hermosos que tienen, por un lado, pantalla acrílica para el uso de rotuladores solubles; y, por el otro, pizarra verde o negra.

Algunos estuches de pintura recomendados

Set de pintura de Artina

A pesar de su precio elevado (de unos 76 dólares), este extraordinario set de pintura contiene 188 piezas de diversos materiales con los cuales tu hijo puede experimentar sus propias necesidades expresivas: lápices de colores, colores pastel al óleo, acuarelas, rotuladores y acrílicos.

Set de pintura Premium de Mont Marte

Menos especializado que el anterior, es un estuche más sencillo para niños que comienzan a explorar el mundo del arte. Se trata de un maletín metálico que contiene 90 piezas entre ceras duras, ceras blandas, pinceles, sacapuntas, óleos y lápices de granito y de colores. Se puede adquirir en Amazon por poco más de 39 dólares.

Kit de manualidades para niños Crayola Inspiration Art Case

Este colorido maletín para manualidades de 140 piezas es ideal para los más pequeños. Contiene todo lo necesario para pintar y dibujar sobre papel fabricado por la reconocida marca Crayola (rotuladores finos y gruesos, crayones de cera y lápices de color. Se puede adquirir en Amazon por poco más de 45 dólares.

Natural Earth Paint Kit

Este hermoso y ecológico kit de pinturas en polvo solubles en agua y 100% naturales y no tóxicas puede ser una hermosa alternativa para que tu hijo aprenda a crear sus propias pinturas en base a la mezcla entre los pigmentos y el agua. Con menor cantidad de agua se lograrán témperas fabulosas; con mayor cantidad, acuarelas fantásticas. Las tinturas están fabricadas con pigmentos naturales de tierra, almidón de maíz orgánico y goma arábiga. Cuesta 35 dólares en Amazon.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las pinturas no tóxicas para los niños?

Las pinturas menos tóxicas son, sin duda, las pinturas para dedos y las témperas. Por esta razón, se utilizan sobre todo en niveles de guardería y educación preescolar. Los niños pueden utilizarlas con pincel o con la mano; y no pasa nada si se manchan el rostro o el delantal de pintura.

¿Cómo puedo estimular el desarrollo de la pintura infantil?

El desarrollo de la pintura en la infancia depende en gran medida de los padres, quienes pueden acompañar los procesos creativos de sus hijos con una introducción a la contemplación estética y el conocimiento del arte. En este sentido, no solo es recomendable crear un espacio en la casa en el cual el niño se sienta cómodo y seguro para realizar sus manualidades con todos los productos que le permitan hacerlo, sino llevarlo desde pequeño a salas de museos y exposiciones. Existen, además, libros de pintura adaptados para los peques, quienes pueden acostumbrarse desde niños tanto a imitar las ilustraciones que ven, como a experimentar a partir de ellas.

¿Desde qué edad puede mi niño comenzar a pintar?

Los niños pueden comenzar a pintar desde muy temprana edad. De hecho, pueden hacerlo con el dedo, sin necesidad de utilizar el pincel. A medida que los niños van creciendo, podrán incorporar otras técnicas más elaboradas en la expresión de su creatividad, como el coloreado con lápices de colores y la pintura con acuarelas u óleos.

¿Dónde puedo adquirir pinturas para niños?

Existen tiendas especializadas en materiales para el desarrollo de actividades artísticas diversas. Son lugares extraordinarios, que reúnen toda la gama de productos entre los cuales podrás elegir los más apropiados para tus pequeños, según su edad y estadio de aprendizajes. Sin embargo, siempre puedes recurrir a las compras on line. En algunas tiendas virtuales, sin duda podrás adquirir algunas de las extraordinarias opciones que hemos comentado en este artículo. Y, además, comparar precios, consultar ofertas y atender a las facilidades de envío según tu dirección de residencia.


Posted

in

by

Tags: