srcData alt

¿Que debes tener en cuenta antes de comprar un traje de superhéroe?

Más allá del valor tradicional que tiene el disfraz en celebraciones como el carnaval, o de la significación que adquiere en prácticas suburbanas contemporáneas como el cosplay (interpretación de personajes de ficción) o el fursuit (adaptación antropomorfa de animales), el hecho de disfrazarse se vincula con la dimensión lúdica de la vida. En este sentido, abre un espacio para la imaginación y nos brinda la oportunidad de realizar por un momento nuestras más profundas fantasías. Y, en este sentido, no solo se circunscribe a los juegos infantiles, sino también a cierto tipo de fiestas para adultos. El juego no tiene edad; y jugar a ser otro distinto de quien somos nos libera del agobio que muchas veces acarrean los roles que ocupamos cotidianamente.

Junto con los disfraces inspirados en famosos mitos, leyendas y cuentos de la cultura, uno de los clásicos del disfraz es el de los superhéroes del comic, expandidos en el mundo entero por sus versiones televisivas y fílmicas. Una buena fiesta de disfraces para compartir con los amigos en grupo siempre da cuenta de una variada selección de superhéroes y superheroínas. Y, por supuesto, la temática del superhéroe no deja de faltar en la selección que hacen nuestros hijos de su disfraz favorito. Es curioso, al respecto, que cuando nos disfrazamos de superhéroe o superheroína estamos emulando a un tipo de personaje que precisamente se caracteriza por usar un disfraz. Nos disfrazamos, pues, de alguien que se disfraza para poder desplegar sus poderes contra el mal. Por esta razón, convertir en disfraz un disfraz es, cuando menos, una cosa ingeniosa. Y mientras más sepamos de nuestro superhéroe favorito, mejor calzaremos en el traje que lo representa.

En el presente artículo, parte de la serie de Guías de Mamás y Bebés y Bebés y Bebés y Bebés de El Nuevo Herald,  hablamos de los trajes de superhéroes: de los que usamos cuando nos disfrazamos y de los que ellos utilizan. Y esto para mejor acompañarte en la elección del traje que te gustaría lucir o del que les gustaría tener a tus hijos; así como también de cómo crear tu propio traje de superhéroe y/o de dónde comprar uno que se ajuste a lo que estás buscando.

¿Qué es un superhéroe y cuáles son las características que lo definen?

Según una completa entrada de la enciclopedia libre Wikipedia, “un superhéroe es un personaje de ficción cuyas características superan las del héroe clásico, generalmente con poderes sobrehumanos aunque no necesariamente, y entroncado con la ciencia ficción”. Como elemento fundamental del comic, la creación de este tipo de personajes se remonta a las primeras décadas del siglo XX, y ha tenido una larga historia que involucra desde su versión impresa en revistas ilustradas e historietas de consumo masivo, hasta adaptaciones posteriores para la televisión y el cine. Aun cuando son muchos los diseñadores a quienes se les atribuye la autoría de algunos de los más significativos superhéroes de la historia del comic, que corre pareja en Occidente con la del manga japonés, las grandes firmas DC Comics y Marvel Comics reclaman jurídicamente la licencia del término “superhéroe” en 1979, como “marca registrada”, y restringen los derechos de su uso del mismo.

dis1

A diferencia de los héroes mitológicos, que destacaban por su valentía y su fuerza, o por atributos mágicos vinculados a la divinidad, y de héroes legendarios como Robin Hood o el Zorro, que entregaban su vida a la protección y salvación de los desvalidos, los superhéroes del comic surgen como singulares salvadores enmascarados en un mundo hostil atravesado por las experiencias traumáticas del “crack del 29” en los Estados Unidos, la Guerra Civil española y las dos Guerras Mundiales. Y, a pesar de que sus rasgos se van modificando a lo largo del siglo, poseen algunas características invariables.

Un origen excepcional

El relato de las peripecias de este tipo de superhéroe se remonta siempre al momento decisivo que marca la adquisición de su poder o la decisión de convertirse en un héroe. En algunos casos, como el de Superman, el de Thor o el de Visión, este origen depende de factores sobrenaturales no-humanos. En otros, como el de los X-Men, de factores naturales insólitos. Pero también existe otro tipo de origen, que tiene que ver con el error de experimentos científicos; por ejemplo, el de Spider Man, Flash, Hulk o Los 4 Fantásticos. Y/o con experimentos científicos deliberadamente emprendidos para tal fin: el del Capitán América o el del mismo Iron Man, con sus atributos obtenidos gracias a la intervención de la ciencia y la tecnología. Finalmente, el momento heroico de personajes como Batman o Daredevil está vinculado al trauma y a la subsiguiente adquisición de herramientas sofisticadas para combatir el crimen.

Capacidades extraordinarias

Por lo general, los superhéroes son héroes con superpoderes, como los de Superman (lanzar rayos energéticos, volar, tener fuerza sobrehumana o ser invulnerable), los de los X-Men (telepatía, telequinesis, control de los fenómenos atmosféricos, incapacidad de envejecer, capacidad de mutar, etcétera), los de Hulk, el Capitán América o Spider Man. Pero, asimismo, hay los que poseen otro tipo de poder: Doctor Strange (los saberes ocultos), Iron Man (el saber tecnológico y el dinero para invertir en él), Batman (la inteligencia).

Una causa altruista

Los superhéroes son, sin duda, los salvadores modernos, en un mundo que ya no confía en los antiguos. Desde esta perspectiva, están firmemente comprometidos con una “causa altruista”, aunque se mantienen al margen de la ley y no ejercen ninguna función policial: combatir el crimen, socorrer a los desvalidos y salvar a los inocentes de terribles catástrofes y planes macabros de destrucción y dominio. Allí donde los hombres no pueden hacer nada para garantizar sus vidas, el superhéroe interviene, guiado por sus altos valores éticos y morales: generosidad, valentía, entereza y compasión.

Perfección anatómica

Por supuesto, aunque los superhéroes son seres excepcionales por diversas razones, en todos ellos destaca la perfección anatómica: no solo poseen una extraordinaria condición física (algunos más que otros), sino que además se ajustan a ciertos cánones de belleza clásicos: son esbeltos, musculosos, proporcionados e, incluso en su deformidad (la de Hulk o la de Hellboy, por ejemplo), hermosos.

Identidad secreta

Los superhéroes son salvadores enmascarados; y muchos de ellos tienen una doble identidad que les permite vivir como hombres comunes cuando no están luchando contra el mal. Así, el timorato Clark Kent se transforma en Superman; el millonario licencioso y frívolo Bruce Wayne, en Batman; y el débil Peter Parker, en Spider Man. Sin embargo, hay otros que no ocultan su identidad: Los 4 Fantásticos, Iron Man, Thor, el Capitán América.

-I1fetHk

Un traje emblemático

Si algo distingue a un superhéroe es su traje, por lo general muy ajustado y de colores vistosos. La popular película hasta cierto punto paródica, Los increíbles, le dedica un espacio importante al tema del traje del superhéroe, de cuyo diseño se ocupa la excéntrica Edna Mode. Y, aun cuando, según Edna, la capa que suele acompañar a estos trajes puede ser un peligro para el superhéroe que la porta, muchos de ellos incluyen tanto una capa como botas y cinturones. Portan, además, otros accesorios emblemáticos (el martillo de Thor o el automóvil de Batman).

Algunos superhéroes entrañables de Marvel y DC Comics, y una mujer súper-poderosa

Superman

Con su característico mono de licra azul, su capa roja y su letra estampada en el pecho, este superhéroe de DC Comics es quizá uno de los más antiguos: fue creado por Jerry Siegel y Joe Shuster en 1933. Proveniente de un país lejano (Criptón), este superhéroe tiene extraordinarios poderes (entre otras cosas, puede volar); pero todos recordamos su única debilidad: la criptonita a la cual su archivillano, Lex Luthor, lo somete cada vez que intenta vencerlo. Si esta es tu selección de disfraz, puedes estar completamente seguro de ella: es, con propiedad, un clásico.

Batman

Es también un superhéroe antiguo: fue creado en 1939 por Bob Kane y Bill Finger para la firma DC Comics; y, entre sus múltiples versiones destacan las famosas películas de Tim Burton, Batman (1989) y Batman Returns (1992), así como la más reciente trilogía Batman: el caballero de la noche: Batman Begins (2005), The Dark Knight (2008) y The Drak Knight Rises (2012), dirigidas, producidas y escritas por Christopher Nolan. Si te decides por este disfraz, le estarás apostando a la atmósfera oscura que trama el vínculo entre este superhéroe de inteligencia excepcional y esos animales extraños que son los murciélagos. Después de todo, este no deja de guarecerse, como ellos, en una gruta sombría.

Spider Man o el Hombre Araña

También relacionado con la naturaleza de los animales, este superhéroe de Marvel Comics obtiene sus poderes por la mordedura de una extraña araña intervenida genéticamente. Su característico disfraz decorado con telas de araña y su sorprendente agilidad se combinan con una personalidad amable y cándida. Las últimas películas que lo inmortalizan en la pantalla grande certifican su popularidad entre el público; de allí, además, que cuente entre los disfraces favoritos de los más pequeños. Fue creado en 1962 por Stan Lee y Steve Ditko.

Wolverine

El renegado Wolverine de los X-Men de Marvel, también conocido como Logan, es un mutante que asimismo se vincula con cualidades animales; entre ellas, su potente capacidad de regeneración y sus peligrosas garras retráctiles que, por una macabra y dolorosa intervención genética, se convierten en garras de metal (adamantium). Entre los superhéroes que conocemos también posee un alto índice de popularidad: ocupa el puesto #1 entre los 200 mejores personajes de comic de 2008 de la revista Wizard; y el #4 entre los 100 mejores héroes del comic de IGN en 2011. Si esta es tu elección de disfraz, sin duda causarás un alto impacto en cualquier fiesta que organices con tu grupo de amigos.

Hulk

El espectacular monstruo verde, Hulk, fue creado por Stan Lee y Jack Kirby en 1962; y su origen se remonta a un accidente científico. Es la contraparte monstruosa del genio de la ciencia Robert Bruce Banner, quien se transforma en el superhéroe paradójicamente irracional e incontrolable de Hulk cuando está sometido a situaciones de mucho estrés. Puede llegar a ser un disfraz espectacular, y existen trajes confeccionados con material inflable para simular las dimensiones exageradas del personaje.

Wonder Woman o La Mujer Maravilla

La histórica Mujer Maravilla fue creada por William Moulton Marston para DC Comics en 1942, durante la Segunda Guerra Mundial. Esta amazona súper-poderosa tiene no solo una connotación feminista sino también un significado político; toda vez que se involucra directamente en la lucha contra el fascismo. Su traje llamativo y sexy, por ende, no desdice de su profundo compromiso con los valores de la justicia, la equidad y la paz. Si esta es tu elección de disfraz estarás también representando esos valores.

Lo que no debe faltar en un disfraz de superhéroe

La máscara o el antifaz

Si algo no debe faltar en un disfraz de superhéroe es la máscara o el antifaz. Existen algunas muy significativas, como la de Batman, que cubre casi la totalidad del rostro, o la de Spider Man que lo cubre por completo. Pero, en ocasiones, un antifaz es suficiente.

El traje

Por lo general, el traje de superhéroe consiste en monos de cuerpo entero fabricados con materiales elásticos y brillantes que se ajustan al cuerpo. Aunque se hacen numerosos chistes, al respecto, la finalidad de este tipo de atuendo es evidente: marca la perfección anatómica que cuenta entre las características fundamentales de estos personajes de ficción. Son memorables las licras ajustadas de Superman o Spider Man y el mono de cuerpo entero del Capitán América. Por otra parte, es frecuente que los trajes de algunas superheroínas dejen las piernas al descubierto; recordemos, por citar un caso, el sexy atuendo de esa suerte de amazona moderna que es la Mujer Maravilla.

La capa

No puede faltar tampoco una buena capa, aunque Edna Moda lo desaconseje: Superman y Batman dan cuenta de ello; pero también Supergirl, Batgirl y la Mujer Maravilla. En el caso de superhéroes más recientes la capa también tiene una significación importante. Recordemos la capa mágica de Doctor Strange.

Las botas

Existen botas emblemáticas que acompañan el traje de algunos superhéroes, como Superman, Batman y Robin; superheroínas, como Wonder Woman; y antiheroínas como Catwoman o Harley Quinn.

Los accesorios

Finalmente, los accesorios: ¡cómo no mencionar el escudo del Capitán América, el martillo de Thor, el cinturón de Batman o el de Wonder Woman! Son precisamente los accesorios los que terminan de caracterizar al personaje; toda vez que se relacionan directamente con la naturaleza de su poder. Uno de los accesorios a tomar en cuenta para un disfraz perfecto son las uñas. En el caso de Catwoman son muy importantes (completan la connotación felina de sus atributos); pero lo son, de igual modo, en el renegado Wolverine: sus uñas son armas letales.

¿Dónde puedo comprar disfraces de superhéroes?

Existen numerosas tiendas de disfraces donde puedes encontrar el traje de superhéroe de tu preferencia, y recibir una atención personalizada. Pero también puedes buscar información que te permita adquirir lo que buscas a través de tiendas virtuales como Amazon, Mercado Libre, Ebay o Walmart. Allí encontrarás disfraces para todos los gustos, fabricados con distintos tipos de tela y de cualquier talla o medidas (incluso las más grandes, como L o XL). Podrás, además, comparar precios, consultar posibles ofertas y descuentos, y evaluar tanto los costos de envío como los términos de entrega. En España existe una tienda especializada en disfraces de todo tipo de temática y para todas las edades que cuenta, asimismo, con un enorme catálogo de compras virtuales enviadas a cualquier país: La casa de los disfraces. De igual modo, puedes revisar el muy extenso catálogo de la página Funidelia, con disfraces de precio asequible y descuentos interesantes. Los resultados de tu búsqueda no te defraudarán; y tus amigos sabrán reconocer la calidad de tu disfraz. Sólo tienes que incluir tu elección en el carrito de la compra, como certifican sus satisfechos clientes.


Posted

in

by

Tags: